La sal negra de las brujas

La sal negra es una receta ancestral de sencilla preparación que puede eliminar la energía negativa en tu hogar., negocio, mantener a los invitados no deseados lejos de regresar, protegerlo a usted oa su hogar de la influencia de terceros, como miembros de la familia o vecinos no deseados, o puedes usarlo para protegerte de los rivales, compañeros de trabajo insoportables y una mala persona que puede estar complicando la vida para usted.

El hechizo más básico se realiza tomando un puñado de sal negra y arrojándolo en la dirección en la que se percibe el mal., para repelerlo temporalmente y prevenirlo. También puedes rociarlo sobre las huellas dejadas por una persona que te está molestando.. Puedes rociarlo en tus ventanas y puertas para evitar la entrada de entidades malvadas..

Lo apreciaríamos, querido usuario, que puedas apoyarnos contribuyendo tan solo en hacer clic en los anuncios publicitarios que te sean de interés, es nuestra única fuente de ingresos del portal.

Así como todo en el mundo de la magia puede usarse para buenos y malos propósitos., La sal negra se puede usar para atraer malas energías sobre alguien y maldecirlo..

La sal negra de las brujas no debe confundirse con la "sal negra" que se utiliza en determinadas regiones como sal de cocina.. Esta es una preparación casera, basado en una vieja receta mágica.

Cómo hacer sal negra

Es muy simple, Necesitarás sal gruesa y uno o más elementos para dar la coloración pero principalmente el efecto mágico..

Coloque tanta sal en una olla o caldero como desee, pero siempre la preparación será: cada tres cucharadas de sal y uno de los elementos "negros" que elijas.

Puedes añadir: pimienta negro, carbón o leña, cenizas de su chimenea, pero la mejor manera es colocar cenizas de hierbas de protección que haya quemado.

Puede quemar una o más de las hierbas protectoras con las hierbas bien secas.. Las hierbas incluyen : Bergamota, cedro, ciprés, Lima, limón, mirra, enebro, Romero, anís, vetiver, eneldo, albahaca, canela, tomillo, perejil, artemisa, álamo, milenrama, olmo, acebo, tilo, espino, ceniza, sauce, roble, Coco, angélica, laurel, mirto, abedul, incienso, jazmín, lirio de los valles, pachulí, pino, ruda, verbena, helechos, color avellana, brezo, muérdago, pimienta, cardo, serbal, ajenjo.

Seguramente, si tiene más de una de estas hierbas en su cocina, incluyendo cualquiera de los árboles mencionados, o quizás cerca de tu casa, entonces preparar sal negra no seria dificil.

Puedes hacer un pequeño fuego, con madera de pino por ejemplo; tira dos o tres hierbas secas de tu cocina y usa toda la ceniza restante para preparar la sal negra.

No olvides usar 3 cucharadas de sal para uno de los materiales mágicos.

Caliente la olla o caldero con sal y cenizas y mezcle bien.. No se debe quemar, solo calienta un poco para que se lleve a cabo la alquimia.

Posiblemente, tu sal negra puede no ser totalmente "negra", como la sal no se teñirá como si fuera un carbón, en cambio se producirá una mezcla oscura, pero es muy bueno asi que no te preocupes.

Maneras de usar las sales negras

► Rocíe sal negra en las esquinas de su casa para protegerse y desterrar el mal.

► En el exterior, use la sal para hacer un círculo alrededor de su propiedad o su negocio, para mantenerlo seguro y protegido.

►Abre tu puerta y espolvorea un poco de sal negra afuera de tu puerta mientras mencionas el nombre de la persona que no quieres que visite tu casa y los motivos.

► Espolvoree un poco de sal subrepticiamente detrás de la persona que desea sacar de su lugar, ya sea un vecino o un compañero de trabajo. También puede arrojar sal a su puerta o debajo de su escritorio de trabajo..

Como se puede ver, la sal negra no solo te servirá como una gran protección, tu casa o tu negocio, pero también puede ayudar a eliminar personas indeseables de su vida. Es fácil y económico de preparar y tiene una efectividad asombrosa..

Prepara una buena cantidad, guárdelo en un frasco y úselo cuando lo necesite! Hay brujas que usan esta sal para casi todo. Incluso lo usan para agua consagrada., y absolutamente en todos los hechizos o rituales que necesiten sal.